El Don Asignado.


El Don que Dios me Asignó


... Y era una mañana cuando Dios se puso ante sus doce hijos e implantó en cada uno de ellos la semilla de la vida humana.

Cada hijo, uno a uno, dio un paso adelante para recibir el don que se le había asignado.
- Dios: A ti te doy las preguntas sin respuesta, para que aportes a todos una comprensión de aquello que ven en su entorno. Nunca sabrás porqué los hombres hablan o escuchan, pero en tu búsqueda de respuestas encontrarás mi don: el conocimiento.
Y volví a mi sitio.

Al día siguiente, me acerqué a Dios para que me explicara mejor eso de buscar respuestas. Comencé a utilizar las preguntas que había recibido.

-Yo: ¿Cómo sabré qué preguntar?
-Dios: Lo sabrás, tu gran curiosidad te llevará a recoger información de cualquier cosa.
-Yo: ¿Qué haré con esa información, con las respuestas?
-Dios: Tu objetivo será recoger, mediar y distribuir conocimiento e información. Te sentirás feliz compartiendo lo que aprendas.
-Yo: ¿Sobre qué temas he de recoger información?
-Dios: Sobre cualquiera. Tendrás talento para la observación y la buena comprensión.
-Yo: ¡Pero Dios mío! ¡¡¡¡ Los temas son infinitos, acabaré agotada !!!! ¿Seré científica?
-Dios: No, no temas, tu interés en todo será solo superficial y pasajero. Buscarás simplemente una explicación lógica a todo lo que acontece a tu alrededor.
-Yo: ¡¡¡ Menos mal, qué alivio !!! y ... ¿Cómo distribuiré las respuestas?
-Dios: Serás sociable, extrovertida con grandes dotes para la conversación y dominio del lenguaje.
Yo: ¿Seré periodista o escritora?
Dios: No, tu capacidad comunicativa hará que en cualquier situación surja tu oportunidad de comunicar ideas.
Yo: ¿A quién?
Dios: A cualquiera, pero prefirirás más bien a aquellos con quienes puedas establecer un intercambio de información. Tu talento crecerá.
Yo: Entiendo, procuraré rodearme de los mejores, de los más sabios e inteligentes que haya a mi alrededor. ¿Hay algo más que pueda hacer para cumplir con mi don?
Dios: Si, crea un Blog.

Y la hija se dirigió a internet y descubrió un nuevo mundo lleno de respuestas a sus preguntas.
María José Corral Benítez
Related Posts with Thumbnails