Un recuerdo de ti


Días atrás, mi imagen provocó un sentimiento de nostalgia en otras personas. Un sentimiento, que además de significar alegría debido al encuentro inesperado, manifestaba un lamentable recuerdo de pena y dolor.

Cuando esas personas me vieron, se pusieron muy contentas sin duda, pero durante el transcurso de la conversación, en seguida comenzó a brotar un profundo y doloroso sentimiento de nostalgia. Sus ojos se humedecían y hacían un enorme esfuerzo por contener esas lágrimas que intentaban escaparse libremente. Sus sonrisas eran extrañas, al igual que sus miradas.
Finalmente, la alegría volvió a los rostros y a las miradas de una forma más relajada y placentera. Con un enorme deseo de que el encuentro volviera a repetirse.

Como decía el zorro al Principito, hay situaciones, paisajes, lugares, momentos, caras, objetos, etc. que no significarían nada para nosotros a no ser porque estos nos recuerdan otras situaciones, otros paisajes, otros lugares, otros momentos, otras caras, otros objetos, etc.

Unos recuerdos pueden resultar placenteros, otros pueden resultar dolorosos. Momentos, personas, que pasan fugazmente ante nuestros ojos.
Cuando sonreímos sin motivo aparente, con la vista perdida, o fija en un punto concreto, lo más probable es que sea porque en ese mismo instante un recuerdo feliz haya llegado a nuestro pensamiento.

ENLACES RELACIONADOS:


María José Corral Benítez

9 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Pues ojalá sonriamos bastante y si es por algo cercano y no de la memoria, mucho mejor.

¡¡¡He encontrado el laberinto!!!

María José dijo...

Grego:
La sonrisa es maravillosa. Un recuerdo alegre es la mejor receta para la salud.

Cuando nos acordamos de alguien por cualquier causa es muy bonito sonreir.

Espero que sonrias cuando me recuerdes, ja ja .

Un saludo.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que bello y el color dorado con su majestuosidad destella bellos reflejos de la luz eterna. Los recuerdos solo son esos recuerdos, que a veces nos provocan nostalgias o tristeza, otros nos provocan alegrías, lo importante es tenerlos ahí y atesorarlos y saberlos manejar cuando ellos desean nuevamente tocar a nuestras puertas.
Saludos

María José dijo...

Roy:
Qué palabras más sabias y bonitas. Ciertas como la vida misma. Recuerdos que pueden ser no solo de momentos sino de pensamientos o incluso de sentimientos.
Lo importante, como bien dices, es poderlos controlar.

Oscar Mendizábal dijo...

Algunas veces, visitamos un lugar motivados por la simple curiosidad de conocerlo, por su fama, su historia, en fin, muchas otras cosas ligadas al mismo. Claro, también podemos llegar por casualidad.
Sin embargo, hay lugares a los que llegamos motivados por el llamado de un recuerdo, que más bien, son cosas ligadas a nosotros. Esos recuerdos, son justamente los que nos dan un sentido distinto de ver las cosas, aunque en apariencia, estemos parados en el mismo punto y con la vista hacia la misma dirección que otras personas.

María José dijo...

Óscar:
Antes de conocerte,el nombre "Guatemala" no significada nada para mí, no tenía connotaciones algunas. Ahora, cada vez que lea o escuche el nombre de tu país, me recordará a mi querido amigo Óscar E. Mendizábal y me vendrán a la memoria esos lugares tan maravillosos que he visto en tus blogs.

Un saludo desde España.

Oscar Mendizábal dijo...

Muy amable María José. Y sin duda, a mi me sucede lo mismo con el nombre de España y otros lugares que he conocido a través de tu blog, pero sobre todo, cada vez que visito el café-bar "Bacares".

Saludos para tí también.

manu dijo...

Me gustó lo escrito con relación a como fluye un recuerdo, no lo había pensado y es cierto. Digamos….una montaña nos puede hacer recordar una persona; una plaza…un beso; un libro…un momento; una foto….todo una película; un abrazo….nos puede hacer recordar aquello que se creyó olvidado.

Siempre es bueno recordar, pero viviendo el presente….no el pasado.

Saludos!

PD: perdón por no visitarte antes…tuve un problema con la computadora.

María José dijo...

Manu:

No es necesario pedrir perdón, no siempre tenemos la disponibilidad. A veces por unos motivos, otras por otros que son ajenos a nosotros.

Por supuesto que lo que hay que vivir es el presente.

Gracias por dar tu opinión.

Un saludo desde España.

Related Posts with Thumbnails