Mis queridos amigos


La Dama y El Vagabundo (Disney- 1955)

Las relaciones sociales acompañan al ser humano a lo largo de toda su vida. Independientemente de si se es dichoso y afortunado o por el contrario se es desdichado. Aunque el objetivo de la amistad precisamente es el de dar más que el de recibir, para que exista una auténtica amistad ha de haber un intercambio recíproco.

"El hombre es un ser sociable, la naturaleza le ha hecho para vivir con sus semejantes", dijo Aristóteles.

Ya en la infancia jugamos con los vecinos del barrio, más tarde, en la adolescencia cuando surgen las pandillas, la amistad juega un papel muy importante en nuestro desarrollo como persona y en nuestra futura madurez. Incluso dentro de la misma pandilla se forman subgrupos más íntimos que llegan a ser más importantes, en la mente del adolescente, que su propia familia.

Continuamente estamos conociendo gente y haciendo nuevos amigos. Caras nuevas que se incorporan a nuestra vida.
Nuestros amigos de toda la vida pueden permanecer o pueden ser sustituidos por otros. A veces las circunstancias nos llevan a seguir caminos distintos y la pérdida de contacto es una realidad.
Esa pérdida de contacto hará que se pierda la amistad, aparecemos ante los ojos del otro como extraños. Es obvio que no somos los mismos, nuestras experiencias y nuestras ideas serán muy diferentes. Pero cuando nos encontramos por la calle, cuando nos saludamos con esa sonrisa radiante, con ese brillo en la mirada. Es vidente que aunque se haya perdido la amistad queda el cariño.

Aquellas personas que en un tiempo lejano formaron parte de mi vida, llenaron mi corazón, me acompañaron, me hicieron reír, me aconsejaron o me regañaron cuando era necesario, les tengo un cariño especial. Porque a los amigos se les quiere, es extraño ese sentimiento, pero es real: "yo quiero a mis amigos".

Quiero dedicar este post a mis amigos, tanto a los que lo son ahora como a aquellos que un día lo fueron.
Como me dijo mi amiga Reme, a la que no veo hace muchos años: "No nos vemos, pero nos queremos".

Y si eres mi amigo, no me importaría que yo fuera una dama y tú un vagabundo, te querré mucho.
María José Corral Benítez
ENLACES:

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola mamá!
me he leido estas actualizaciones que has hecho en ''Tu propio laberinto'' la que más me ha gustado ha sido la ultima, ''mis queridos amigos''
Un beso, me paso para que sirva como una autorización como que estube aquí! jejeje

J.Mares dijo...

Bello María José: le das ventaja al amigo, sí, con eso de permitirle ser un "vagabundo", pero también sabes cual es tu lugar, Dama. Eso embellece tu porte y tus palabras. Un besazo, Javi

María José dijo...

Nena:
Así me gusta, que me dejes constancia de tu visita. Ya has visto para que era la foto.
Besos.

Javi:
El adjetivo de "bello" no me lo esperaba, muchas gracias por regalármelo. Me ves con porte de Dama, no era esa la idea, pero me gusta que cada cual tenga su propia interpretación. Quiero decir que aquel a quien yo considere mi amigo, mi verdadero amigo, lo aceptaré como sea. Hay que fijarse en el interior ,en la calidad humana, en la inteligencia y en la educación de esa persona.
Vivimos en una sociedad consumista, llena de prejuicios y convencionalismos sociales que hace que la mayoría de las personas vivan de cara a la gente.

Un saludo y gracias por tu comentario.

Mª Antonia dijo...

Querida Mª José:
He descubierto tu blog por casualidad y... bendita casualidad.

Comparto totalmente contigo tu percepción de la amistad.
Sin ellas y ellos, el camino sería más duro.
(Gracias, amigos).

Saludos desde otro punto de Andalucía.

María José dijo...

Mª Antonia:
Muchísimas gracias por esas palabras que me dejas y sobre todo con el cariño con que lo haces. Me siento halagada.

Un saludo.

Antonio Aguilera dijo...

M� Jose, solo te saludo ahora un segundin.
De camino te digo que M� Antonia es una paisana de Priego de Cordoba, fenomenal. Muy buena poeta.
Los sonetos, sublimes. Quizas me siguio las huellas.

Nos vemos el finde.

Antonio Aguilera dijo...

UY¡¡¡¡¡
Niña¡¡¡ se ha perdio el texto que puse antes, jajaja)))

Ea, hasta luego mas despues

María dijo...

Hola María José:

Ahora como tienes tantos blogs, no sé por dónde pasarme, pero he decidido por éste, que es el más reciente, y debemos ir ayudándole a crecer, a caminar, a que nazcan amigos que lo lean, a que opinen, a que este mundo del propio laberinto sea también un mundo compartido con todos nosotros, y yo quiero, desde el primer día que nació, formar parte de él, como también quiero formar parte de tu círculo de amistades blogueras, me dá igual, que seamos vagabundos, que seamos lo que seamos, pero que, como personas, estemos enlazadas de corazón, como el que yo siento hacia tí desde que apareciste en mi blog, y te doy las gracias, como siempre hago contigo, porque siempre voy aprendiendo de tí.

Te deseo una feliz tarde.

Un beso muy grande, bella.

María José dijo...

Antonio:
Ya he visto que Mª Antonia es la del blog de Literatura en Priego, he ido allí.
No te preocupes que tu comentario lo he encontrado yo, estaba detrás del lavavajillas, se había caído al meter la susodicha olla. Ya lo he puesto en su sitio.
Un saludo veraniego.

María José dijo...

María:
Me has sacado los colores !!!!
Cada uno de mis blogs es una faceta de mí misma. Aquí estamos para recibirte cuando te apetezca venir a visitarnos.
Me ha sorprendido que me digas que aprendes de mí, pues yo soy una blogera-novata.
En el aspecto personal, es de personas inteligentes el estar en contínuo aprendizaje.
Las relaciones sociales, el contacto con la gente, aunque sean símplemente amistades blogeras, es una rica fuente de aprendizaje contínuo.
Un saludo andaluz.

María dijo...

¿Y dices que eres una bloguera-novata con tres blogs que tienes a cual mejor?

Te deseo una feliz semana, y te dejo mis abrazos.

María José dijo...

María:
Me subes la autoestima al decirme eso de mis blogs.
El primero lo creé el 9 de abril de 2008, hace 4 meses. Son bebés. Lo que pasa es que lo que aprendes al hacer uno lo aplicas a otro, eso es todo.
Saludos

Mª Carmen Serrano dijo...

Hola Mª José!
Todo un honor el encontrarme entre tus amistades.
Con esas mismas palabras empezaba un comentario la semana pasada cuando me mandaste el mail para que viera este blog. se vé que le dí a ver vista previa y no a publicar.

Recuerdo que me salieron unas palabras muy bonitas, que son realmente lo que siento. Te decía que muchas veces hagi mía una frase tuya: " A mis amigos los elijo yo, es lo único que la vida me deja elegir, ya que no podemos elegir a los padres, a los hijos... pero sí a los amigos"

Por eso te doy las gracias por considerarme amiga, por encontrarme dentro de tu lazos amistosos, aunque yo diría que en más de un momento han sido más familiares que amistosos. Aún recuerdo esos ricos pimientos asados que me regalabas cuando iba a verte a tu casa. Parecías mi madre! y eso, cuando uno se encuentra a kms de distancia de su casa es de agradecer.

Por eso, mando un millón de besos a toda esa gente de Tíjola que me acogió con sus brazos abiertos en los dos años que pasé trabajando allí. Deciros que os llevo a todos en mi corazón y que se me llena la boca de amigos de mi primer destino como trabajadora.

Nada más, y hasta la próxima!

Mil besos para tí, Mª José y gracias por todo!!

María José dijo...

Mª Carmen:
Me has emocionado con tus palabras, casi se me saltan las lágrimas !!!
Por aquí somos muy hospitalarios, continuamos con los brazos abiertos para cuando quieras volver.
Muchos besos y suerte para el curso que viene, que lo tenemos a la vuelta de la esquina.

Related Posts with Thumbnails