Adivinos

Siempre ha habido adivinos, echadores de cartas, brujas, lectores del presente y del futuro, quienes ven a través de una bola de cristal, de unas caracolas lanzadas al azar, observando las rayas de la mano, trucos de magia, ilusionistas, etc...

El mundo del exoterismo y la brujería es de todos conocido y se remonta a tiempos ancestrales.

Ahora, para no ser menos, en el siglo de la informática, hay quienes se entretienen en elaborar programas que adivinan el pensamiento.

Una vez me encontré con una presentación en la cual David Coperfield adivinaba qué carta elegía. Algo realmente sorprendente.

Ahora, me encuentro con una página donde adivinan cualquier personaje, ya sea real o de fantasía, a través de una serie de preguntas. Eso sí, no podemos mentirles.

Claro que, a pesar de que los programas informárticos trabajan con una serie de datos, de información, de nombres, etc.... que por descarte hace que el programa adivine el personaje, no deja de tener su mérito. Al menos a mí me ha llamado la atención, y no deja de ser algo genial e increíble teniendo en cuenta la cantidad de personajes conocidos que existen.

Hagan clic en el siguiente enlace, pasen, jueguen y comprueben por sí mismos:

Mª José Corral Benítez
ENLACES:

3 comentarios:

Antonio Aguilera dijo...

No conocìa el vìdeo del arbolito.

Me sugiere que debemos proporcionar al tercer mundo, las semillas y los utensilios necesarios para que puedan producir sus propios alimentos.

Por desgracia las multinacionales de las semillas (Cargill, Monsanto etc), que son unas hijas de la gran P., se dedican a comercializar semillas hìbridas que sòlo sirven para una generaciòn.
Las semillas autòctonas van desapareciendo.
De esta forma el negocio queda sólo en manos de las multinacionales.

Este mundo es un desastre.
Te dejo los datos de un blog solidario. Si quieres puedes participar publicando incluso, videos como este, por ejemplo.

http://manifiestoporlasolidaridad.blogspot.com/

Saludos amiga

Carlos Alberto Arellano dijo...

Hace muchos años, María José, yo empecé a aprender algo de programación. Era muy poco lo que sabía. Pero me alcanzó para hacer varios programas. Uno de esos programas adivinaba quién de mis sobrinos estaba frente al monitor. El programa hacía una serie de preguntas. Y, después de unas cuantas respuestas, cuando no quedaba ninguna duda de cuál de mis sobrinos estaba tecleando, decía: ¡Hola, Christian! o ¡Hola, Marianela! o ¡Hola, Carolina! Recuerdo que a mis sobrinos les causó mucha gracia. ¡Jajaja! ¡Saludos!

María José dijo...

Antonio:
Supongo que te refieres a la entrada anterior.
Es lamentable que el alimento esté en manos de las multinacionales. Iré a echar un vistazo a ese sitio, en cuanto me deslíe.

Un saludo.

Carlos Alberto:
A los niños se les hace feliz con cualquier cosa, sobre todo con aquello que les hace reír. Sí, hay que provocar la risa en los niños y niñas. Hacer que se diviertan. Eso lo recordarán siempre.

Un saludo.

Related Posts with Thumbnails