Yann Arthus-Bertrand: HOME (documental en Español) - (4/8)

Documental HOME Español (España) (Juan Echanove) parte4:



Yann Arthus-Bertrand (13 de marzo de 1946), renombrado y conocido fotógrafo francés.

Texto del vídeo:

¿Qué sabemos de este mundo marino del cual solo vemos la superficie y ocupa las 3/4 partes de la Tierra?

Las profundidades oceánicas siguen siendo un secreto. Ellas ocultan miles de especies cuya existencia desconocemos.

Desde 1950 las capturas de peces han pasado de los 18 a los 100 millones de toneladas por año, es decir, se han más que quintuplicado. Miles de buques-factorías están vaciando los océanos; a este ritmo, 3/4 partes de las zonas de pesca estarán agotadas, en declive o al borde de estarlo.

La mayoría de los peces grandes han desaparecido por no darles tiempo para reproducirse. Estamos destruyendo el ciclo de una vida que nos fue regalada. En las costas, las señales de este agotamiento se multiplican.

Primera señal: las colonias de mamíferos marinos se reducen, vulnerables a la urbanización de las costas y la contaminación, están expuestas a una nueva amenaza: el hambre. En desigual competición con la pesca industrial no encuentran peces suficientes para alimentar a sus crías.

Segunda señal: las aves marinas deben recorrer distancias cada vez más largas para buscar su alimento. Al ritmo actual de capturas, el conjunto de los recursos pesqueros amenaza con agotarse.
En Dakar, la pesca tradicional disfrutó de años de abundancia. Actualmente, los bancos de peces escasean. El pescado es el alimento básico de 1 de cada 5 habitantes del planeta. ¿Podemos imaginar lo inimaginable? ¿Canoas abandonadas? ¿Un mar sin peces?

Los recursos son escasos, lo hemos olvidado. En las regiones desérticas del mundo habitan 500 millones de seres humanos; más que toda la población de Europa reunida. Ellos saben el valor del agua, también saben utilizarla con mesura. Aquí dependen de pozos de agua alimentados de agua fósil, un agua que fue acumulándose bajo la tierra cuando en estos desiertos el agua caía todavía, un agua de 25 000 años.

En los desiertos, es esta misma agua fósil la que ha permitido extender los cultivos para alimentar mejor a las poblaciones locales. La forma circular de estos campos la trazan los carruseles de irrigación. Pero el precio a pagar es alto: esta agua fósil no se renueva o a penas lo hace.

En Arabia Saudí, el sueño de una agricultura industrial en el desierto se ha esfumado. Estos puntos claros que parecen parte de una labor de retales, son parcelas abandonadas. Los carruseles de irrigación siguen estando allí, la energía para bombear agua también, pero el fósil se agota.

Israel ha hecho del desierto una país agrícola; aunque estas extensiones de invernadero se irriguen gota a gota, las necesidades de agua no paran de aumentar con las exportaciones. El antaño poderoso Río Jordán, ahora no es más que un hilo de agua, su agua se ha ido en parte junto con las cestitas de hortalizas o frutas a los supermercados de todo el mundo.
El sino del Jordán no es único, en todo el planeta uno de cada diez grandes ríos ya no alcanza el mar durante varios meses al año.

El Mar Muerto debe su nombre a su nivel extremadamente alto de sal que hace imposible cualquier clase de vida. Privado del agua del Jordán, su nivel desciende más de un metro por año, su salinidad aumenta. La evaporación debida al calor forma en él estas bellas islas de sal: las evaporitas. Sí, bellas tal vez, pero estériles.

En India, Udaipur, en Rajastan es un milagro acuático. La ciudad se hizo posible gracias a un sistema de diques y canales que creó un lago artificial. Para sus constructores, el agua era un bien tan valioso que le dedicaron un palacio.
India corre el riesgo de ser el país más afectado por la falta de agua en el transcurso de este siglo. La irrigación masiva ha permitido alimentar a una población creciente y en 50 años se excavaron 21 millones de pozos. La victoria sobre el hambre tiene, sin embargo, su lado negativo, en numerosas regiones del país hay que profundizar cada vez más para encontrar agua.

En el oeste de la India 1/3 de los pozos ha sido abandonado. Los acuíferos subterráneos se están secando. Estos enormes embalses recogerán el agua del monzón para llenar los acuíferos. Durante la estación seca, las mujeres de las aldeas los excavan manualmente.

A miles de kilómetros de distancia consumimos diariamente de 800 a 1000 litros de agua por persona. Las Vegas fue creada en pleno desierto. En ella viven millones de personas y miles más llegan a ella cada día. Los habitantes de Las Vegas se encuentran entre los mayores consumidores de agua del mundo.

Palm Prince es otra ciudad en el desierto con su vegetación de país húmedo y sus impecables campos de golf.

¿Cuánto tiempo podrá prosperar este espejismo? La Tierra no puede soportar ya este ritmo desenfrenado. El Río Colorado que abastece estas ciudades es uno de esos que ya no alcanzan el mar. Más alarmante aún, su caudal disminuye en su origen. El nivel de agua de los pantanos dispuestos en su curso se hunde. El Pantano Powell ha tardado 17 años en llenarse, su nivel se ha reducido a la mitad.

La escasez de agua podría afectar a más de 2000 millones de personas en todo el mundo antes de 2025. Sin embargo, el agua sigue siendo abundante en las regiones vírgenes del planeta: los humedales. Estas zonas húmedas son esenciales para la vida en La Tierra, cubren el 6% del planeta. Las marismas son esponjas que regulan el flujo del agua; la absorben en la estación húmeda y la restituyen en la estación seca.

Las aguas descienden de las cimas de las montañas llevando con ellas semillas de las regiones por las que atraviesan. Este proceso da nacimiento a un paisaje único con una diversidad de especies de una riqueza incomparable. Bajo estas tranquilas aguas se oculta una auténtica fábrica donde esa riqueza y esa diversidad, íntimamente ligadas, filtran pacientemente el agua y digieren toda la contaminación.

Las marismas son un ecosistema indispensable para la regeneración del agua y su purificación. Estas zonas húmedas las hemos considerado siempre como extensiones insalubres, inhóspitas para el ser humano. En nuestra carrera por conquistar más tierra las hemos conquistado para apacentar nuestro ganado, para la agricultura o para construir casas.

En el siglo pasado hemos disecado la mitad de las marismas.


VER TAMBIÉN:

- Todas las entradas sobre el documental HOME

- Yann Arthus-Bertrand: Fotografías de Europa Vistas desde el Cielo

ENLACES:

- Cine



Bookmark and Share

3 comentarios:

Coaching para Todos dijo...

Qué tampoco sabemos de casi todo.

Mª Antonia dijo...

Querida Mª José:
Se me han puesto los pelos de punta... ¡ Urge concienciarnos no sólo sobre el derroche de agua, si no sobre muchísimas más cosas que estamos haciendo mal!

Interesantísimos vídeos y textos. Mil gracias.

Besos.

María José dijo...

Coaching para todos.

Somos unos auténticos ignorantes.

Mª Antonia:

Estamos destrozando lo que la naturaleza nos regaló. Quedan otros cuatro vídeos, los publicaré pronto.

Besos.

Related Posts with Thumbnails