Cumpleaños: Cumpleaños de los hijos e hijas



La celebración del cumpleaños es una fiesta muy popular y extendida en casi todo el mundo. De hecho, la canción "Cumpleaños feliz" se suele cantar en varios idiomas.

La persona que cumple años es agasajada y se convierte en protagonista por un día.

Los invitados a una fiesta de cumpleaños observan al protagonista y disfrutan de un día lleno de alegría tal como si fuera el propio. Al menos eso es lo que a mí me ocurre cada vez que he sido invitada a una fiesta de cumpleaños. Me siento feliz al ver la alegría reflejada, no sólo en el rostro de quien cumple años, sino también en el de los asistentes.

Distinto es cuando se trata del cumpleaños de mi hijo o hija. Supongo que es un sentimiento que aparece en el corazón de cada madre y nuestra memoria se remonta a día de su nacimiento.

En este caso, no se trata de celebrar que cumplen un año más. Para mí, repito,  es la celebración del nacimiento.

Cuando anoche vi a mi hija radiante, feliz, rodeada de sus mejores amigas, en un ambiente lleno de alegría y sentimientos, me sentí dichosa. 
Yo no lo viví como un cumpleaños, fue un "cumple nacimiento".

Yo le di la vida.

Innumerables recuerdos y sentimientos llegaron a mi memoria. Es algo que me ocurre en cada uno de los cumpleaños de mi hijo o de mi hija.

Un día como éste yo estaba en el hospital ... , estaba de parto ... , mi hija vino al mundo. Nadie recuerda ese momento como una madre. Nadie puede sentirlo de la misma manera.

Mi hija celebra una fiesta por cumplir un año más. Ella sólo puede celebrar eso: un año más. Ella no recuerda su nacimiento. Yo sí, como todas las madres, puedo  recordarlo.

El cumpleaños de los hijos o hijas es algo especial para quien es madre:  es el recuerdo del momento que los trajimos al mundo.

Les dimos la vida.  

         Mª José Corral Benítez
10 de octubre de 2010 

ENLACES:
- Cumpleaños

8 comentarios:

Carlos Alberto Arellano dijo...

Sí, debe ser algo muy profundo, muy personal, muy especial. El milagro del nacimiento. El milagro de dar vida. Es algo que no termina de maravillarme. Algo sencillamente asombroso. Algo que sólo las madres pueden sentir, disfrutar, entender y recordar.

Un saludo a todas las madres.

María José dijo...

Carlos Alberto:

A pesar de ser madre ese milagro aún me maravilla. Sobre todo los sentimientos que despierta una criaturita que acabamos de conocer.

Gracias.

Mª Antonia dijo...

Querida Mª José:
¡Cuánta razón tienes!
Las madres vivimos de otra forma los cumpleaños de nuestros hijos. A mí, que soy muy sentimental, me da un ataque de nostalgia y de felicidad mezcladas cada vez que alguna de mis hijas cumplen años y me convierto en una bomba de relojería de puro nervio para que todo salga bien y vivan un día especial, distinto al resto; y al día siguiente, cuando no me ve nadie, rescato de la estantería los álbunes de sus fotos y me hago una cura de recuerdos entre sonrisas y lágrimas.
¡Ay!¡Cómo pasa el tiempo, amiga mía!
(Felicidades a tu niña ... y a ti, por traerla al mundo).

Un beso.

Toni Sagrel dijo...

Lo que está claro es que la percepción del tiempo, de las sensaciones, de las efemérides (incluídos los cumpleaños) se van modificando sin que nos demos cuenta.

No soy muy de "cumpleaños". Vamos, que el mío no lo celebro. Si bien, tengo excepciones en los hijos propios y de familiares cercanos.
De todas formas, cada cual celebra lo que quiere, lo que le gusta o lo que puede. Faltaría más.
Los hijos nacen de sus madres. Los padres, nacemos de nuestras madres. Los padres, en realidad, simplemente nacemos.

Feliz cumple, de la hija y de la madre.

IRENE GM dijo...

Esta entrada me ha llegado al corazón, le doy mis respetos a la maravillosa persona que ha hecho esta entrada. Soy aún una niña y no me puedo ni imaginar lo que mi madre sintío en ese instante de ternura y amor. De paso os diré que yo también tengo un blog. Esta es su dirección: http://www.blogdeirene5b.blogspot.comEspero que os guste tanto como a mi me ha gustado este. ¡Adiós!

María José dijo...

Mª Antonia:
No importa los años que cumplan, siempre será lo mismo.

Gracias. Un beso.

María José dijo...

Toni:
Muchas gracias. Es bueno celebrar la vida.

María José dijo...

Irene:
Muchas gracias.
A pesar de tu juventud tienes una gran sensibilidad.

Bienvenida.

Related Posts with Thumbnails